Los principios de Unión

Mi ley es amor a todos los Seres…” (del “Llamamiento de la Diosa“)

Los Valores de la Tradición de Reclaiming se basan en nuestra actitud ante la tierra que es un Ser Vivo, y que toda Vida en ella es sagrada y entrelazada. Consideramos a la Diosa  como inmanente en los ciclos de la Tierra, que consisten en crecimiento, muerte, descomposición y renacimiento. Nuestra experiencia sale de un sentimiento espiritual profundo de responsabilidad hacia la Tierra, hacia su sanación y hacia la relación entre magia y actividad política.

En cada uno de nosotras y nosotros mora la Divinidad. Nuestra autoridad más importante se encuentra en nuestro propio interior y no necesitamos a otra persona que nos acerque a lo sagrado. Promovemos una actitud mental que hace preguntas y honramos la libertad intelectual, espiritual y creativa.

Somos una tradición dinámica en continua evolución y nos llamamos brujas con un orgullo sano. Honramos a la Diosa y al Dios, trabajamos con aspectos femeninos y masculinos de la Divinidad, siempre con la conciencia que Su Ser es un misterio, que sobrepasa cualquier forma imaginable. Los rituales de nuestra comunidad son participativos y extáticos, celebran los ciclos de las estaciones y los ciclos de nuestras vidas. Generan energía para nuestra sanación personal y colectiva, y para la sanación de la Tierra.

Sabemos que todo el mundo puede hacer magia transformadora y renovadora: es el arte de cambiar la conciencia a voluntad. Nos esforzamos en enseñar y practicar de una forma que promueve el poder personal y colectivo, y que muestra cómo se reparte el poder, para que el acceso a papeles de liderazgo  esté abierto a todos. Nuestras decisiones se toman a través de consenso y unen autonomía individual con responsabilidad social.

Nuestra tradición honra la naturaleza salvaje y llama al servicio a la tierra y a la comunidad. La paz y la práctica de la no-violencia son valores altamente preciados para nosotros, conforme con la regla “Haz lo que quieras y no dañes a nadie”.

Trabajamos en pro de todas las formas de justicia, relacionadas con el medio ambiente, la sociedad, la política, la economía y la igualdad de raza y género. Nuestro tipo de feminismo incluye un análisis radical del poder, que reconoce que todos los sistemas de opresión se entrelazan y que sus raíces tienen estructuras de dominación y control.

Damos la bienvenida a todos los géneros, razas, edades y orientaciones sexuales y a todas las diferencias de situaciones de vidacircunstancias pasadas y habilidades que amplían nuestra diversidad. Nos esforzamos en hacer que los rituales y actividades públicas sean accesibles y seguros. Intentamos equilibrar la necesidad de ser compensados de forma justa por nuestro trabajo con el compromiso de hacer que sea accesible a personas de todos los niveles económicos.

Todos los Seres Vivos merecen ser respetados. Todos basan su existencia en los elementos sagrados de aire, fuego, agua y tierra. Trabajamos para crear y sostener comunidades y culturas que encarnen nuestros valores, que ayuden a sanar las heridas de la Tierra y sus pueblos, y así sostenernos y nutrir a las generaciones futuras