Una definición evolutiva de Reclaiming

by Starhawk © traducido por Morgaine

reclaiming_logo  es una tradición del Arte de la Magia.(1) Para nosotros la Diosa es una rueda de nacimiento, crecimiento, muerte y  regeneración, por lo cual abrazamos a la tierra viva como sagrado, tanto como el cuerpo como el espíritu, los ciclos de la naturaleza, la sexualidad en sus diferentes expresiones, y los elementos aire, fuego, agua y tierra que sostienen toda vida. Sabemos que nombrar estos elementos como sagrado es un acto político inherente, porque lo que es sagrado no debe de ser explotado ni destrozado. También sabemos que toda acción en el mundo al servicio de lo sagrado es una de las expresiones centrales de nuestra espiritualidad. Cada individuo es la encarnación de lo sagrado. Lo Divino es igualmente disponible para todo el mundo, y la experiencia individual de lo Divino válida e importante. (2)La autoridad espiritual esta dentro de nosotros. Somos todos cuidadores de nuestra propia consciencia.

Nuestra formación, nuestros rituales y prácticas espirituales están diseñados para desarrollar de fortalecer nuestro propio poder personal y comunitario.  La combinación entre autoconfianza, pensamiento independiente, intuición y compromiso con la Tierra nos refuerza en vivir nuestros principios y hacernos fuerte para todo en lo que creemos.  (3)Vemos todo sistemas de dominación y explotación basados en sexo, raza, economía, orientación sexual, apariencia física y habilidades como dañinas para el desarrollo individual y para la armonía en la comunidad.  Libertad, igualdad y justicia social son valores claves en nuestra tradición.

No aceptamos dogmas porque valoramos la libertad del pensamiento. No obstante tenemos un modelo evolutivo del universo que incluye reinos de materia y espíritu. La mayoría de nosotros prefieren la expresión “Diosa” como tejedora de esta telaraña, pero también reconocemos un panteón ecléctico de Diosas y Dioses, cada una de ellas en constelaciones particulares de poder, con los cuales somos cocreadores de cambio y destino.  En el centro del cosmos es el misterio, que nunca puede ser definido o controlado. Cualquier imagen que ponemos alrededor de este misterio es una herramienta que nos puede ayudar de encontrar lo sagrado de manera más profunda. Individuos necesitan el amor, el apoyo y los desafíos ofrecidos por una comunidad fuerte con el fin de sobrevivir y prosperar. Nuestra definición de comunidad se expande para incluir a los que se fueron y a los que no han nacido aún, y honramos los ancestros, los Grandes Almas poderosos de la Magia, las Hadas y los Misteriosos Seres.(4)

Nuestros rituales pueden tener como objetivo la sanación personal y el desarrollo, crear lazos afectivos y transformación colectiva. Practicamos y enseñamos la Magia con la definición de Dion Fortune “el arte de cambiar la consciencia a nuestra voluntad “. La consciencia cambiada puede causar el cambio en el mundo. La Magia tiene que ser practicada con ética. Vemos la regla de tres como una pauta buena: lo que mandamos energéticamente vuelve tres veces. No podemos hacer mágicamente, lo que no sería correcto de otra manera. Éticamente no podemos manipular a otros. Desaconsejamos el uso de drogas y alcohol en los rituales, especialmente en rituales públicos.

Nuestro acercamiento a la magia y al rito es de forma experimental: aprendemos constantemente, crecemos, probamos técnicas nuevas y criticamos los resultados. Algunas de las técnicas que utilizamos son de meditación, trabajo con la respiración, movimiento, trance, tocar tambores combinado o sin trance, cánticos, visualización, adivinación, aspectar, anclaje y otros. Nuestra formación nos enseña como leer y formar la energía de grupos de gente.

El estilo de ritual que usamos podría ser descrito así:

Extático: creamos una intensidad de energía alta que es apasionante y placentero.

Improvisatorio: Apreciamos espontaneidad dentro de la estructura de nuestros rituales, animamos a personas de crear liturgía del momento más que apuntarlo antes, para responder a la energía que tenemos alrededor, en vez de predeterminar como debería de ser.

Conjunto: En ritos de grupos grandes trabajamos con muchas sacerdotisas/sacerdotes en conjunto, ellos toman diferentes papeles y llevan al cabo diferentes funciones que de manera ideal, apoyaría una a otra como los miembros de un buen grupo de música de jazz. Animamos un compartir fluido de los papeles a lo largo del tiempo para evitar el desarrollo de jerarquías y para permitir a cada persona de experimentar las muchas facetas de un ritual.

Inspirados: Somos capaces cada uno de crear elementos de rituales, porque todos tenemos acceso a lo Sagrado. A pesar de que honramos los mitos, los poemas, las canciones y las historias que han venido a nosotros de tiempos anteriores, no estamos atados al pasado, porque la inspiración divina está constantemente presente dentro de nosotros.

Orgánico: Nos esforzamos para un fluido suave y coherente de energía en un ritual que tiene una vida propia que honrar. Nuestros rituales están enlazados a los ritmos cíclicos y orgánicos de la vida.

Podríamos añadir unos cuantos E’s más: experimental, ecléctico, evolutivo. Hemos desarrollado un cuerpo de enseñanza de técnicas y mitología, que incluye un sistema de correspondencias para los elementos, una rueda de rituales mayores para el año, un sistema de conocimiento de energía psíquica, un modo de mirar a mitología del punto de vista de perspectivas de crecimiento a nivel personal y político, y técnicas de trance que usamos en ejercicios y rituales. Este cuerpo de conocimiento tiene sus raíces en la tradición de las Hadas (Faery Tradition) y Wicca como ha sido enseñado por Victor Anderson, pero que ahora abarca muchas fuentes, incluyendo la inspiración directa.  Nuestra práctica es viva y creciendo, algo que constantemente se extiende, refine, renueva y se transforma, como el espíritu mismo que nos mueve y necesita ser elevado, más que ser una tradición que tiene que ser aprendida y repetida en fórmulas.

Honramos el trabajo de construir comunidades como organizar, llevar los libros de contabilidad, llamar por teléfono, escribir emails, trabajar en el jardín, cocinar, limpiar, construir, reparar, cuidar a niños, y todos los trabajos invisibles que se encuentran detrás de crear rituales. Nuestras estructuras de organización tienen que reflejar nuestros valores claves  igual que lo hacen nuestros rituales. Respetamos el valor auténtico de líder y experiencia, pero animamos el compartir y rotar de papeles de responsabilidad. No establecemos jerarquías de poder. Hacemos decisiones en consenso, porque es el proceso como más podemos reconocer lo sagrado dentro de cada individuo. Nos esforzamos de tratarnos unos a otros con honestidad, cuidado y respeto.

(1) Podemos decir que Paganos, Arte de Magia, lo que sea, pero es que no somos cualquier vieja Nueva Era línea. Supongo que aquí pongo la limitación– que siendo parte de la tradición de Reclaiming tendrías que identificarte de una tradición Wiccana.( …)

(2) He cogido esto directamente de Brook, y también bastante de lo que sigue es de él.

 (3) Esto es la definición de Anne Hill sobre el poder personal y me gusta mucho.

(4) Esto de Donald Engstrom, y también me gusta.